El día que te aceptes a ti mismo - Soldadito Marinero Blog

El día que te aceptes a ti mismo

Hace unos días escribí un post sobre leones y jirafas. Y no gustó a todo el mundo.

Hubo quien me dijo que lo primero es quererse a sí mismo. Que sin eso no vas a ningún lado, por muchos leones que encuentres.

Y tienen razón.

Quizá he ido demasiado rápido. Quizá me salté un paso. Quizá omití que hay que empezar por uno mismo.

Porque para encontrar un león, primero hay que ser leona. O viceversa. Merecerlo.

Y sólo cuando eso ocurra, podrás elegir. Estar solo si es tu deseo. O con alguien. Lo que quieras. Porque estarás preparado para ser feliz de cualquier manera.

Así que, aunque sea a destiempo, vamos a solucionarlo.

Y no voy a acudir a una película esta vez, tenía el recurso mucho más a mano. Hace algunas Navidades mi tía me envió una postal que aún conservo. Tampoco tiene nada muy especial, supongo que es una de esas cosas que te cogen en el día adecuado y se te quedan grabadas. El caso es que incluía una frase que me hizo pensar.

postal navidad

Me hizo pensar en que esa postal decía la verdad. No podrás dar nada que en ti no haya crecido. Primero aceptarte como persona y dejar nacer en ti lo que quieras ofrecer a los demás. Si no, es imposible.

Y yo no estaba seguro de estar cumpliendo esa premisa.

Así que me puse manos a la obra. Y podría decirse que he aprendido algunas lecciones. No me malinterpretéis, cuesta cumplir con la teoría siempre. Predicar con el ejemplo. Y a veces tropiezo. Mucho. Pero vamos a intentarlo, porque…

El día que te aceptes a ti mismo aprenderás a mirar más hacia dentro y menos hacia afuera.

Entenderás que la soledad es necesaria. Encontrarse con uno mismo. Conocerse para luego poder conocer a otros.

el loco del pelo rojo van gogh

Entenderás que tu felicidad no depende de la pareja con la que acabes. Que no es relevante si aquella chica te dejó o si tú dejaste escapar aquella oportunidad, si acertaste o si te equivocaste. Que tu felicidad debe situarse en un nivel superior. Siendo quien quieres ser. Y, si eso ocurre, lo demás vendrá solo, porque entonces sólo se puede acertar.

El día que te aceptes a ti mismo entenderás que antes de que se rían de ti lo mejor es reírse de uno mismo. Es mucho más divertido y dejas a los demás en fuera de juego.

Entenderás que hay pocas cosas seguras, pero una de ellas es que nunca vas a ser tan joven como hoy. Jamás.

Y entenderás que cuando tengas 60 años y mires una foto tuya con 30 te verás guap@. Y pensarás que fue una tontería quedarte en casa aquel día porque te veías regular. Así que los complejos mejor dejarlos en casa.

siempre el mismo día

Y cuando mires esa foto con 60 años tampoco querrás pensar que pasaste de puntillas por la vida. Porque también entenderás las palabras carpe diem.

Pero no como nos la han contado muchas veces. Vive el momento, vete lo más lejos posible, prueba todas las sustancias que encuentres a tu paso y ten todas las experiencias que puedas cuanto antes. Vive rápido y alocadamente.

No. No se trataba de eso.

Era simplemente vivir eligiendo por ti mismo. Así de simple. Que no elijan por ti. Y, a ser posible, haciendo la vida mejor a alguien.

“El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente; sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro; y examinándote de la asignatura fundamental: el amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida”
El Club de los Poetas Muertos (1989)

Comprenderás que dentro de 30 años los defectos físicos de ahora darán igual.

Y que dentro de 100 darán más igual todavía. Porque la muerte nos iguala a todos. A los ricos, a los pobres, a los guapos, a los feos, a los blogueros de éxito y a los que escriben para sí mismos.

barry lyndon frases

Entenderás la suerte que tienes de estar sano. Porque cuando pierdes eso todos los demás problemas dejan de preocuparte. Cobran su importancia real: ninguna.

Si no tienes una enfermedad terminal, si puedes correr y puedes reír, no tienes por qué quejarte. Sal y cómete el mundo. O quédate en casa. Lo que quieras, pero no puedes protestar.

Entenderás que si no te gusta tu cuerpo, está en tu mano cambiarlo. Sólo tienes un enemigo. Tu pereza. Y para vencerla solo hay una palabra mágica. Acción.

ratatouille película

Entenderás que el miedo sólo es útil viendo una película de terror en buena compañía. Los miedos que te impiden perseguir tus sueños, mejor dejarlos a un lado.

Entenderás que está en tu mano escribir el guión de tu vida. Transformarlo de la serie mediocre que es ahora a un éxito de taquilla.

Y entenderás lo más importante.

Que ser feliz depende de ti. Que debes aprender a estar solo para poder estar con alguien.

Y que si decides buscar una leona, lo primero es convertirte en león.

frases tomates verdes fritos

 

¿Y vosotr@s? ¿Algún consejo para ser león o leona? Vuestros comentarios es lo que más ilusión me hace 🙂

Comentarios

  1. Por annaiss

    Responder

  2. Por elena

    Responder

  3. Por M.

    Responder

  4. Por annaiss

    Responder

  5. Responder

  6. Por Espe

    Responder

  7. Por Sheila

    Responder

    • Por Sandra L.

      Responder

  8. Responder

  9. Responder

    • Por Soldadito

      Responder

  10. Responder

  11. Por Danny Ilivares

    Responder

  12. Por Teresa

    Responder

  13. Por Leticia

    Responder

  14. Por Lunera

    Responder

  15. Por Andrea

    Responder

    • Por elena

      Responder

      • Por Andrea

        Responder

  16. Por Natalia

    Responder

  17. Por Tania

    Responder

  18. Por Yaiza

    Responder

  19. Por Lu

    Responder

  20. Por stella

    Responder

  21. Por elena

    Responder

  22. Por O

    Responder

  23. Por Carolina

    Responder

  24. Responder

  25. Por M.A.

    Responder

  26. Por Ale

    Responder

  27. Por Tutuia

    Responder

  28. Por beautinesscatcher

    Responder

    • Por Soldadito

      Responder

  29. Por Sargow

    Responder

  30. Responder

  31. Por Patricia.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: