6 Propósitos Diferentes - Soldadito Marinero Blog

6 Propósitos Diferentes

No iba a escribir ningún listado de propósitos de año nuevo. No pensaba caer en ese tópico, pero he caído. Espero que, por lo menos, sea algo diferente.

Porque para los propósitos importantes no hace falta un inicio como el 1 de Enero. Así parecemos marcar el inicio sabiendo, en el fondo, que hay también una fecha de caducidad. ¿Febrero? ¿Marzo? Abril, en el mejor de los casos.

frases psicosis 1960

Y en mi caso, si tengo que fijar una fecha para abordar nuevos proyectos, me gusta más Septiembre. Me parece que es donde está el punto y aparte del año.

Pero volviendo a los propósitos, los que estos días inundan la red me parecen más de determinación que de habilidad. Más de querer que de saber. Y ojo, soy el primero que tiene metas como éstas.

  • ¿Ir más al gimnasio? Sólo tienes que levantarte e ir. No hace falta que lo cuentes, simplemente hazlo. O mejor, que nos lo cuenten tus músculos dentro de 3 meses.
  • ¿Aprender Inglés? Estás de enhorabuena, tienes a tu alcance la herramienta de formación más poderosa de la historia: Google. Y es gratis. Si quieres aprender sobre algo, sólo tienes que ponerte. Pero ponerte en serio.

nightcrawler

  • ¿Leer más? No vas a hacerlo mientras sigas dejando la lectura para tu “tiempo libre”. Nunca vas a encontrarlo. La lectura es una tarea en sí misma, requiere ser una prioridad, que le reserves espacio en tu vida. Y no hablo solo de la media hora antes de dormirte.
  • Dejar de fumar ¿Estamos de broma? Ya estás tardando.
  • ¿Retomar el blog? Seguro que tienes algo que decir, simplemente escribe.
  • ¿O se trata de crear un blog? Eso está genial y, si necesitas ayuda y puedo hacer algo, estaré encantado de que me escribas.

Podríamos seguir con los 32 propósitos más típicos que puedes ver aquí. No somos muy originales, ¿verdad? (y sí, el artículo es de 2014; eso es lo malo, que sirve todos los años)

Así que para todos estos propósitos tengo mi propósito Cero, porque los soluciona a todos de una.

  • Propósito 0. Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerse se dicen solas.

Woody Allen

No creáis que por escribir sobre ello estoy salvado. Este propósito es para mí, porque mis listados de tareas pendientes tienden más a crecer que a menguar. Películas que ver, libros que leer, temas sobre los que escribir, proyectos que abordar… La lista es interminable.

Y ahora sí, vamos a los que se salen del guion. Propósitos para cambiar nuestra esencia. Cuesta más, pero si lo conseguimos, lo demás vendrá solo. Son 6, pero el primero tiene 4 subpropósitos. Vamos a ello.

  • 1. Relativizar mis problemas

Creo que tanto tú como yo tenemos más problemas imaginarios que reales. Y a veces sobrerreaccionamos ante ellos y decimos o pensamos cosas de las que luego nos arrepentimos.

Porque no los ponemos en contexto. No los comparamos con problemas de verdad.

Hablo de perder unos euros en una compra equivocada, de que se te estropee la tablet o de que tu vuelo se retrase unas horas. Si lo más grave que te puede pasar es tener que esperar 3 horas en un aeropuerto, estás de enhorabuena, no lo olvides.

Y es que somos unos afortunados por la vida que tenemos, pero solemos olvidarlo. Así que en 2016 espero estar preparado para que esos “imprevistos” no me sorprendan, dándoles el valor que realmente tienen: ninguno o muy poco. ¿Cómo voy a conseguirlo? Hay 4 “trucos” que pueden ayudar, lo podemos considerar 4 subpropósitos.

  • 1.1 La pregunta mágica

Antes de quejarme en 2016, espero hacerme esta pregunta:

“¿Qué nos diría Hawking si te tuviese delante ahora mismo?, ¿qué te diría acerca de los hándicaps de los que te quejas?”
El arte de no amargarse la vida, Rafael Santandreu – 2011

Sabréis que Stephen Hawking es el científico paralizado por la enfermedad ELA. Sí, el de la película La Teoría del Todo.

Es un ejemplo simbólico. Simplemente quiero decir que la mejor manera de relativizar nuestros problemas es compararlos con uno de verdad, y darnos cuenta de que no tenemos siquiera derecho a quejarnos.

  • 1.2. Anticipar imprevistos

A veces pensamos que todo está controlado, que todo va a salir perfecto, y esto hace que en cuanto surge un imprevisto nos vengamos abajo, nos enfademos y tengamos una reacción exagerada ante un problema sin importancia.

Esto se soluciona asumiendo que siempre puede haber imprevistos y pensando que lo normal es que ocurra alguno de ellos. Si vas a hacer un viaje, asume que puede haber un gran atasco; si vas a coger un avión, asume que habrá unas horas de retraso o incluso que podría no despegar tu avión hasta mañana; si te vas de vacaciones, asume que pueden perder tu maleta. Así nada podrá sorprenderte. Al contrario, si casualmente todo sale bien, estarás encantado. Porque podría haber sido peor.

Sí, sí, lo sé, la práctica cuesta más que la teoría. Pero al menos a mí, cuando lo consigo, me funciona.

  • 1.3. Mai pen rai, nada importa.

Mai Pen Rai es una expresión tailandesa que significa “no importa”.

Esta despreocupación de los tailandeses, que han hecho de la frase «mai pen rai» una forma de vida
El Lugar más Feliz del Mundo, David Jiménez – 2013

No pretendo decir que seamos indiferentes ante todo, sino simplemente serenos.

En nuestra ajetreada vida nos parece que todo tiene una importancia trascendental. Cualquier tropiezo, cualquier retraso, cualquier pérdida material, la convertimos en una cuestión capaz de atormentarnos. Hemos creado artificialmente un montón de focos de infelicidad.

Y, sin embargo, nada es tan importante. Así que, mai pen rai, ríete de todo, porque nada importa tanto. En 2016 espero ponerle sentido del humor a la vida, tomar los problemas con ligereza y mirar el lado positivo. Porque la vida no es para tanto. Y nada mejor que este vídeo para reflejarlo.

  • 1.4. La técnica del feedback

Último truco para relativizar los problemas. Está claro que el tiempo cura todas las heridas y que a los pocos meses casi cualquier problema pierde toda su importancia.

los amantes del circulo polar

Pues se trata de acelerar este proceso mentalmente. Piensa si dentro de 6 meses este problema te seguirá afectando. Seguramente la respuesta sea no, así que haz el ejercicio mental de viajar al futuro y ver que no era tan grave.

Aquí tienes una modalidad algo más extrema:

«¿Qué será de mí y del problema que me preocupa dentro de cien años?». La respuesta es clara: nada; estaré muerto y esta adversidad habrá dejado de tener ninguna importancia.
El arte de no amargarse la vida, Rafael Santandreu – 2011

Puede sonar raro, pero a mí en algunas ocasiones me ha ayudado y espero que en 2016 lo siga haciendo. Dar un salto temporal con la mente y ver cómo el problema actual habrá desaparecido, muestra que ningún problema de los que solemos encontrar es permanente.

Gracias a la técnica del feedback, puedes borrar con un clic, instantáneamente, en cuanto asome, cualquier atisbo de preocupación, de aprensión, de zozobra.
El Sendero de la Mano Izquierda, 2002

Y ya entramos en el segundo propósito, prometo que los que faltan serán más cortos.

  • 2. Ser agradecido

Dar las gracias es gratis. El problema es que damos por hecho todo lo que tenemos, y esto nos ha convertido en unos desagradecidos. ¡Qué rápido hacemos nuestros los privilegios y qué despacio las obligaciones!

Todo lo que tenemos en nuestro día a día ya forma parte de lo habitual, lo que se da por sentado. Lo que no se agradece. Pero no siempre ha sido así, ni lo es ahora en todos los lugares del mundo. Así que no hay nada como pensar en perder todas esa comodidades, para darnos cuenta de que deberíamos salir cada día a la calle dando gracias por vivir como vivimos.

En 2016 espero hacerme consciente de todas esas pequeñas cosas que tengo que agradecer. Desde el agua caliente, hasta mi cama, pasando por mi libertad.

  • 3. Mantener la ilusión

A veces necesitamos una experiencia traumática para reaccionar. A todos nos ha pasado que alguna vez hemos pensado en que podíamos tener alguna enfermedad importante, que luego no era tal. Los días posteriores a conocer que estamos sanos, son los mejores. Parece que vuelves a nacer. Porque recuperamos la ilusión.

Desmontando a Harry woody allen

Y no hablo de una ilusión por grandes proyectos. Sino por las pequeñas cosas. Por la vida.

El problema es que esa sensación se va apagando con el tiempo, hasta que vuelves a tu estado normal. Rutina y olvido.

En 2016 espero que no se apague esa ilusión, sin necesidad de ningún golpe que me haga reaccionar.

Cuando a una persona le dicen que tiene una «enfermedad terminal», y que le quedan escasos meses de vida, empieza a aprovechar el tiempo de un modo completamente distinto. En el momento de nacer todos adquirimos de alguna manera una «enfermedad terminal» que aunque puede prolongarse durante muchas décadas, no tendría que evitar el que nos diéramos cuenta de que vivir es un asunto urgente.
Vivir es un asunto urgente, Mario Alonso Puig – 2012

  • 4. Multiplicar la Actitud

Dice Victor Küpers que la siguiente fórmula mide lo que valemos como personas.

V = (C + H) * A

donde:

C = Conocimientos
H = Habilidad
A = Actitud

Lo importante aquí es que el conocimiento y la habilidad suman, pero la Actitud multiplica, por lo que su efecto es mayor.

De conocimiento y habilidad tenemos lo que tenemos, aunque podamos ir mejorando. Pero lo que marca la diferencia es la Actitud. La motivación, la ilusión que ponemos en las cosas. Y eso sólo depende de nosotros. Es el factor que va a potenciar nuestros conocimientos y habilidades. La actitud con que afrontemos la vida es lo que nos hará despegar y aprovechar nuestras cualidades. No hay que saber muchas matemáticas para ver en la fórmula que, sin actitud, la C y la H de poco sirven.

Así que en 2016 espero multiplicar la A en lo que haga. Trabajo, relaciones, este blog… Porque eso es lo que cuenta y es la mejor forma de mantener la ilusión del propósito anterior.

  • 5. Sonreir-me

Sí, a mí mismo. Ya se ha escrito mucho sobre este tema y no me voy a enrollar. Pero con quien más hablas es contigo mismo, tu diálogo interno ocupa la mayor parte de tu tiempo y algunas personas no dejamos de decirnos (pensarnos) cosas negativas.

Y el cerebro no diferencia estímulos reales de pensamientos forzados. Así que, fuerza pensamientos positivos y se hará la magia.

La calidad de tus pensamientos es la calidad de tu vida. Así piensas, así vives.
¿Te has perdido? Es por aquí, Ana Sáiz – 2014

En 2016 espero tener un diálogo interior optimista, sonreír hacia dentro para poder sonreír hacia fuera.

  • 6. Empatía

Hay un comienzo de un libro que siempre me ha encantado. ¿Se puede empezar mejor una novela?

Cuando yo era más joven y más vulnerable, mi padre me dio un consejo en el que no he dejado de pensar desde entonces. «Antes de criticar a nadie», me dijo, «recuerda que no todo el mundo ha tenido las ventajas que has tenido tú»
El gran Gatsby, Francis Scott Fitzgerald – 1925

Y es que nuestras ideas son el resultado de nuestras circunstancias, las que nos han llevado a lo que somos ahora. Otros no han tenido esa vida, esa suerte. Hoy estás a este lado de la trinchera, pero mañana podrías estar en el otro.

frases matar a un ruiseñor entender

Así que cuando veo debates encarnizados, sobre política, religión o cualquier temática, pienso que nos tomamos demasiado en serio nuestras opiniones. No somos tan diferentes y el de enfrente no puede estar tan equivocado. Has de saber que, en sus circunstancias, podrías pensar igual que él.

Y en 2016 pretendo seguir aplicándolo en mi vida. Hablar menos de personas y más de ideas. Juzgar menos y hacer la vida un poco más agradable a los que me rodean.

———————— * ————————

Y esto es todo. Resumiendo: 1-relativizar mis problemas con 4 técnicas que me permitirán ver lo afortunado que soy; 2-ser agradecido por ello empezando con las pequeñas cosas; 3-poner ilusión en lo que haga sin necesidad de un golpe que me haga reaccionar; 4-potenciar la A en la fórmula Kupers como medio de lograr esa ilusión; 5- sonreírme a mí mismo; y 6-hacer la vida más agradable al de enfrente.

En definitiva seguir avanzando en mi formación como persona. No me voy a convertir en otro, pero puedo intentar encontrar mi mejor versión.

Espero que tengáis un buen inicio de año.

Y, para el resto de 2016, que merezca la pena.
jerry maguire

*Si necesitas más info de alguno de los recursos utilizados, puedes escribirme a soldaditom@gmail.com

Comentarios

  1. Por Caarletees

    Responder

  2. Por soham trejo

    Responder

  3. Por giselle morales

    Responder

  4. Por Liz

    Responder

  5. Por María

    Responder

  6. Por Natalia

    Responder

  7. Por Noa

    Responder

  8. Por Ana

    Responder

  9. Por Dayan

    Responder

  10. Por Trece

    Responder

  11. Por beatriz

    Responder

  12. Por ICIAR

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: