Contenidos incluidos en la entrada: Cultura Tardía

(Fragmento del libro Una breve historia de casi todo – Bill Bryson)

Si imaginásemos los 4.500 millones de años de historia de la Tierra reducidos a un día terrestre normal, la vida empieza muy temprano, hacia las cuatro de la madrugada, con la aparición de los primeros simples organismos unicelulares, pero luego no hay ningún avance más en las dieciséis horas siguientes.

Hasta casi las ocho y media de la noche, cuando han transcurrido ya cinco sextas partes del día, no empieza la Tierra a tener otra cosa que enseñar al universo que una inquieta capa de microbios. Luego, por fin, aparecen las plantas marinas, a las que siguen veinte minutos más tarde la primera medusa y la enigmática fauna ediacarana, localizada por primera vez por Reginald Sprigg en Australia.

A las 21.04 salen nadando a escena los primeros trilobites, seguidos, de forma más o menos inmediata, por las criaturas bien proporcionadas de Burgess Shale. Poco antes de las 22.00 empiezan a brotar las plantas en la Tierra. Poco después, cuando quedan menos de dos horas del día, las siguen las primeras criaturas terrestres.

Gracias a unos 10 minutos de metereología balsámica, a las 22.24, la Tierra se cubre de los grandes bosques carboníferos cuyos resíduos nos proporcionan todo nuestro carbón. Aparecen los primeros insectos alados. Poco antes de las 23.00 irrumpen en escena los dinosaurios e imperan durante unos tres cuartos de hora. 21 minutos antes de la media noche se esfuman y se inicia la era de los mamíferos. Los humanos surgen 1 minuto y 17 segundos antes de la media noche.

El total de nuestra historia registrada, a esta escala, sería de sólo unos cuantos segundos, y la duración de una sola vida humana de apenas un instante.

El Libro

 

Cultura concisa en Vídeo 🙂

Canal WhyMaps