Observo cada vez más gente de mi generación con el propósito de culturizarse de forma tardía. Yo soy uno más. Somos muchos los que nos hemos dado cuenta de las deficiencias de una educación pobre en nuestra infancia y adolescencia. Y ahora queremos recuperar el terreno perdido. Porque el que no ha completado esa formación