Somos como bloques de piedra a partir de los cuáles el escultor forma la figura humana. Los golpes de su cincel, que nos hacen tanto daño, nos hacen también perfectos. Tierras de Penumbra (1993) Amiga mía, Se ha ido y seguramente no vuelva. Así que me pregunto qué decirte para que puedas encontrar consuelo o