Oye, ¿me lees? Sí, tú, que estás frente a la pantalla. No pienses que hay más, porque no hay más. Me refiero a ti. Escucha, o mejor dicho lee, porque esto es para ti. Me he enamorado de ti. Así, sin más. All in. No te conozco y tú tampoco me conoces. Pero da igual. Sé