Hoy solamente he venido a hacer un brindis especial. Estaba entre La Sexta Noche y Escribir. La decisión está tomada. Así que me he permitido la licencia de ponerme una copa, aunque sólo sea para brindar en condiciones. Es sábado noche y estoy en casa. Solo. Y no, no es triste. Al menos para mí